Cómo Dejar de Procrastinar una Vez y por todas

Cómo Dejar de Procrastinar una Vez y por todas

Cómo dejar de procrastinar

La procrastinación es una palabra confusa, pero su dificultad no está en la palabra en sí, el problema se presenta cuando esto se apodera de nuestras vidas. 

Todos en algún momento hemos procrastinado; pausamos alguna responsabilidad para distraernos en otras cosas y dejamos para último momento lo que realmente debíamos hacer.

Cuando esto ya es una complicación para nuestras vidas lo principal es identificar el porqué.

Escucha el Episodio del Podcast a Continuación👇🏻

Procrastinar no es lo mismo que ser vago

La vagancia está asociada a la poca voluntad de un individuo en desarrollar actividades de trabajo. La persona que procrastina sí trabaja, pero siempre lo deja para último minuto. Esto le genera una adrenalina y motivación pero que luego se ve mermado por una sensación de culpa o remordimiento. 

Cada vez que procrastinas estás afectando la calidad de tu trabajo. Algo hecho a última hora jamás tendrá la misma calidad de lo que se hace con tiempo. No puedes depender de esa adrenalina para hacer las cosas porque pones en riesgo la calidad de tu trabajo. 

Es importante que nos preguntemos el por qué procrastinamos. Existen algunas razones básicas por las cuales caemos en esta situación: 

  • Puede que sientas que falta algo que te motive y el posponer la actividad pautada te brinda esa sensación que te impulsa a realizarla, entonces ¡procrastinas!
  • Te sientes sin falta de energía, al no tenerla desde el inicio por cualquiera que sea la actividad optas por procrastinar.
  • Te sientes sobrecargada con la tarea que tienes ¡procrastinas!

Estas son algunas de las razones básicas que te llevan a la procrastinación, sin embargo; hay otras razones mucho más profundas que son las que debes identificar y trabajar para poder superar este problema. 

Tres razones ocultas que te llevan a la Procrastinación y sus posibles soluciones

1era razón oculta

  • Cuando creemos que la recompensa por hacer algo está lejos en el tiempo. 

Te comparto un ejemplo que puede ilustrar esta situación: te vas a casar dentro de un año, y te atreves a comprar un vestido una talla menos. Piensas: si faltan once meses claro que tengo tiempo de ponerme en esa talla.  Sin embargo, pasan y pasan los meses y no tomas ninguna acción que te permita ponerte en esa talla sólo hasta ver que tienes sólo un mes para cumplir la meta que te planteaste meses atrás. 

¿Cómo vencer este pensamiento?

Divide la tarea en el tiempo que tienes:

Ejemplo: si tienes que perder 10 libras y tienes un año para perder cada una de esas libras, divide en bloques de tiempo tus acciones. Así podrás perder una libra mensual y monitorear el proceso. 

¿Tienes que escribir un libro de 20 capítulos en 5 menes?  Divide en bloques de tiempo y escribe un capítulo semanal. 

Dividir la tarea siempre funciona, la clave está en monitorear cada uno de esos espacios.  Convierte ese espacio en la próxima gran meta.

Recuerda no proyectarte en la meta final. Si te planteas la meta final como único objetivo puedes caer en la tentación de procrastinar porque ves la recompensa muy lejana. Convierte tu recompensa en cada uno de esos espacios. 

       2da Razón Oculta

  • Sobre-confianza en nuestras habilidades: tal vez han escuchado el refrán que en ocasiones cito “esto yo lo hago con la mano izquierda y un ojo vendado” esto quiere decir que sea cual fuera la actividad a la que hago referencia no amerita mi mayor esfuerzo para culminarla. A veces esa sobre confianza en nuestras habilidades puede provocar que minimicemos la urgencia para completar o culminar la actividad planteada. 

La sobre-confianza en mis habilidades no me permite entender que pueden existir otros factores que estén fuera de mi control que me pueden interrumpir el desarrollo de mi actividad más adelante

 ¿Cuál es la solución para esto?

 Ciertamente debemos tener confianza en nuestras habilidades. Uno de los objetivos de compartir estas experiencias con todas ustedes es fortalecer y consolidar su confianza e impulsar sus habilidades con total éxito. Pero debemos tener cuidado en el cómo nos planteamos esta confianza en relación a la ejecución de nuestras acciones porque no todo está bajo nuestro control. 

Mientras más rápidos avanzamos en las cosas que debemos hacer, los imprevistos de la vida no te van a detener.

Otro aspecto a tomaren cuanta para solucionar esta situación es analizar lo siguiente: si tú avanzas en el tiempo que debes avanzar, ya no tendrás que prolongar una angustia por no haber terminado algo o por tener en mente que hay algo que debes terminar y aún no terminas. Al tomar acción en el momento podrás luego dedicarte a nuevos objetivos. 

  3era Razón Oculta

  • Somos fácilmente distraídas: uno de los retos más grandes que tenemos en nuestras vidas hoy es el poder concentrarnos. Aunque en la mujer es un valor añadido el poder hacer varias cosas a la vez, no es menos cierto que:

 Enfocarse en una sola cosa pueda ser la clave de nuestro éxito, de nuestra productividad.

Cuando permitimos que algo nos interrumpa perdemos el ritmo del trabajo que llevamos. Cuando contestamos el teléfono, cuando nos llega esa notificación en el correo, entro otros factores que nos hacen bajar el ritmo y luego nos hace difícil recuperarlo. Incluso podemos dejarlo para después porque esas pequeñas interrupciones nos desvían de nuestro impulso motivacional inicial. 

¿Cuál es la solución para esto? 

Es muy sencillo: minimiza las interrupciones. Para esto debes tener determinación puesto que luego que inicies la actividad que te plateaste, debes ser firme en relación a mantenerte alejada de las interrupciones: apagar el tlf, desconectar las notificaciones del correo, indicar a tu familia que estarás un tiempo dedicada a esa labor y que luego les darás todo el tiempo que ellos se merecen. 

Sí tú logras vencer estas tres razones escondidas:

  • Ver las recompensas a largo plazo
  • La sobre-confianza en mis habilidades
  • La distracción

Sí tú logras vencerlas, hasta hoy la procrastinación es un problema. 

Es importante la aplicación inmediata de esto que has aprendido, ponte como ejercicio aplicarlo en alguna actividad donde la procrastinación haya sido la protagonista y demuéstrate a ti misma que hoy la protagonista eres tú. 

4 Comments
  • Ellen Mendez
    Posted at 16:08h, 09 May Reply

    Excelente! Me encantó!

  • Joanna Yvettee Cosme
    Posted at 14:36h, 13 May Reply

    Excelente enseñanza. Es la primera vez que escucho la palabra procrastinar.

    Gracias por darnos la oportunidad de escucharla. Necesitamos mujeres líderes como usted, que con su sabiduría y conocimiento; nos ayuda hacer cambios de pensamientos.

  • Yira Pesantes Villamar
    Posted at 09:54h, 15 May Reply

    Excelente, lo había dejado a medias (procastiné) pero hasta que me decidí a terminar de escucharlo. Gracias Pastora por sus mensajes.

  • Herica
    Posted at 22:34h, 18 May Reply

    Hola soy Herica de Vzla, estoy aquí sorpresivamente pero fue de gran ayuda Dios!!! Encontrarme con un tema como este , que ha sido mi problema desde hace tantos años guaooo! He sentido que lo mío no tenía solución. ha sido dar vueltas en el mismo círculo, pero con estas indicaciones cobro ánimo para intentar salir nuevamente de la procrastinación. Muchas gracias Pastora por esta bendición!

Post A Comment