112: Señales de que estás sobrecargada

112: Señales de que estás sobrecargada

No es ninguna novedad para nadie que las mujeres poseemos la capacidad de realizar varias tareas a la vez, y aun así conservar cierta eficiencia.

Pero lo que nadie dice sobre esta capacidad extraordinaria que tenemos las mujeres de hacer muchas cosas a la vez y hacerlas bien, es que esto no es del todo sano para nosotras.

Al efectuar varias tareas a la vez, el cuerpo y la mente corren el riesgo de sobrecargarse y sufrir un bloqueo tanto físico, como mental.

Por esa razón, el día de hoy quiero hablarte de ese sentimiento de fatiga, sobrecarga y pesar, que tantas mujeres viven día a día y no saben como salir de él, de manera correcta.

¿Qué significa estar sobrecargada?

Desde principios del siglo XIX cuando se llevó a cabo la revolución industrial, poco a poco el ser humano ha ido dejando de hacer ciertas tareas, para delegárselas a la tecnología y la maquinaria. XIX.

Hoy en día no resulta extraño ver a una máquina haciendo nuestras llamadas, arreglando horarios, cuidando del hogar y hasta estacionando el auto por si solo, como se vio en la última conferencia de Tesla.

Si bien es cierto que la tecnología ha solucionado la vida de los seres humanos en gran medida, por otro lado, también la ha complicado mucho más.

Ahora debemos hacernos cargo de tareas que antes no existían, dedicar más tiempo a otras tareas, y sufrimos de una sobre exigencia aun mayor de parte del mercado laboral, porque a medida que la tecnología avanza, los puestos de trabajos se vuelven más competidos.

Todo esto nos lleva a la necesidad de hacer más cuando no debemos hacer más, y sobrecargarnos cuando llegamos a cierto límite que no deberíamos pasar.

Esta nueva necesidad de sobre exigirnos en todas las áreas de nuestra vida, es algo que afecta a gran parte de la población y que ocasiona que muchas personas no puedan avanzar de manera correcta en sus metas, por tener que reponer su estado de salud cuando es debido.

Una de las cosas más importantes a aprender es la diferencia entre poder hacer algo, y deber hacerlo.

Debemos entender cuando es necesario realizar más de una tarea a la vez, y cuando podemos hacerlo, pero no estamos obligados.

A continuación, te daré 5 señales de que estás sobrecargada y no lo sabes:

5 señales de que estás sobrecargada

1- Constante cansancio y falta de energía

Si cada mañana al despertar notas que sigues cansada, y en ocasiones estás más cansada que al acostarte inclusive. Muy probablemente sea tu cuerpo avisándote que algo no está funcionado como debe.

En las personas que no se encuentran sobrecargadas el sueño es algo reparador y que les devuelve la energía totalmente, si este no es tu caso, muy probablemente estés exigiendo a tu cuerpo más de lo que debes.

2- Aumento en la tensión muscular

Con esto no me refiero a que tu cuerpo se encuentre más tensionado por haber realizado alguna tarea de fuerza mayor, me refiero al hecho de que tu cuerpo esté en una tensión continua, sin siquiera haber hecho nada.

Esta puede ser una muy clara señal de que estás sobrecargada.

Antes de continuar con nuestra agradable lectura, me gustaría preguntarte: ¿Te has sentido sobrecargada? ¿Cómo has lidiado con ese sentimiento?

Me encantaría leer tu respuesta a esta pregunta, en la caja de comentarios.

Terminando con la anterior, continuemos nuestra lectura.

3- Aumento en los niveles de estrés

Sentir estrés es un sentimiento de los más normales del mundo, pero el problema surge cuando te encuentras estresada todo el tiempo y no hay una razón inmediata.

Un aumento súbito en los niveles de estrés, puede significar que te encuentres sobrecargada.

4- Cambios constantes de humor

El hecho de que tus emociones se encuentren cambiando de forma frenética al más pequeño cambio en tu vida, es una señal clara de que algo mal está pasando, y muy probablemente estés sufriendo una sobrecarga.

5- Falta de interés

Una perdida casi total del interés hacia actividades que antes disfrutabas, es una señal clara de sobrecarga o una posible depresión. Por lo cual no puedes dejar pasar en alto estas señales, esta última, sobre todo.

Por último, me gustaría agradecer a todas esas mujeres, que decidieron invertir un par de minutos de su vida leyendo este artículo con nosotras.

No Comments

Post A Comment