123: Cómo ser una fuente de provisión verdadera parte 1

123: Cómo ser una fuente de provisión verdadera parte 1

El día de hoy trataremos un tema que me ha estado rondando la cabeza durante un tiempo, y me apasiona como no se hacen una ida.

Hoy hablaremos de cómo ser una fuente de provisión para ti misma, como mujer, y, para las demás personas que te rodean.

Pero no te hablaré de ser una fuente de provisión normal, una provisión que aporte valor a los demás. 

Si no que te hablaré de cómo ser una fuente de provisión verdadera, una provisión que provea vida, que cambie la vida de las personas, y mantenga esos cambios en el tiempo.

¡Te Invito a Escuchar el Episodio Completo Aquí!

Te enseñaré como ser una fuente de previsión para ti misma y para los demás, hablaremos de los principios que te convertirán en una mujer que provee, y te contaré una historia bíblica, sobre una mujer que fue una gran fuente de provisión, pero que no se menciona en ninguna parte de la biblia.

Este tema lo abordaremos en 2 episodios diferentes, y con lo aprendido en ambas partes, estoy segura de que podrás empezar a cambiar tu vida para volverte una mujer que provee a los demás, y a sí misma.

La mujer tiene facilidad de dar

Tal vez no te hayas dado cuenta, pero Dios ha puesto en todas nosotras la capacidad innata de dar, de querer otorgar más a los demás.

Sin ir más lejos, Dios nos dio la bendición de ser las portadoras de vida, la acción de dar más hermosa y sagrada que pueda existir sobre la faz de la tierra.

Cuando me refiero a fuente de previsión verdadera, me estoy refiriendo que lo que tú das como mujer, sea de acuerdo a tu función en cada una de las áreas de tu vida.

No sería la primera vez, que veo a personas dando más de sí en momentos y lugares donde no deberían darlo, pero que dan menos de lo que deben, en los momentos que si deberían dar todo de sí.

Una previsión verdadera es aquella que va alineada a tu propósito, al objetivo que Dios puso en tu vida.

Dios a puesto en ti la habilidad de dar, y sin que tú te des cuenta, estás dando más de lo que te puedas imaginar.

Eres una mujer que da Amor, Compresión, Cariño, Escucha, Atención, Tiempo, Esfuerzo, Inteligencia y concejo. ¿A quién alguna vez no le han venido bien los consejos de una mujer sabia?

El concepto erróneo sobre las mujeres virtuosas

Muchas personas tienen a la mujer, como una persona, la cual debe dar todo por su familia, a la vez que se sacrifica a sí misma.

Este concepto está muy alejado de, como dice la biblia, que debe ser una mujer virtuosa.

En la biblia se nos enseña que las mujeres debemos ser esa ayuda oportuna, esa persona que te tiende una mano en el momento más necesario. No una fuente inagotable de energía, que solo piensa en los demás.

Antes de ser una fuente de provisión debes ser una fuente de previsión

Si algo nos enseña la biblia, es que para ser una mujer virtuosa que provea a los demás y a sí misma, primero debemos convertirnos en una mujer prevista.

Una mujer que pueda evaluar el panorama, anticipar las situaciones que están por venir, y pueda prepararse de una manera adecuada.

De ahí viene la famosa frase, hombre prevenido vale por 2, pero mujer prevenida vale por 5000.

Para entender de mejor manera esto, pasemos a hablar de la historia de una mujer, que fue una gran fuente de provisión en la biblia, pero que no se menciona ni una sola vez.

Antes de continuar con nuestra agradable lectura, me gustaría preguntarte: ¿Qué principios crees tú, que debe seguir una mujer que es una fuente de provisión?

Me encantaría leer tu respuesta a esta pregunta, en la caja de comentarios.

Terminando con la anterior, continuemos nuestra lectura.

La mujer del milagro de la multiplicación de los panes y peces

En un momento, durante el ministerio de Jesús sobre la tierra, él andaba de pueblo en pueblo predicando. En una ocasión se retiró de donde se encontraba, y cruzo el mar de galilea.

 Resulta ser, que la gente comenzó a seguirlo, a ir detrás del cómo, una gran multitud, y Jesús, como el gran dador que es, quería darles de comer.

Jesús les pregunta a sus discípulos, como harían para darle de comer a todas esas personas, las cuales eran más de 5000.

Sus discípulos le dicen que él, precio, sería increíblemente alto para alimentar a tantas personas. Pero de repente sale Andrés y le dice a Jesús, aquí hay un niño que tiene 5 panes, y 2 peces.

Todos pensaban que esa cantidad no era suficiente, ni siquiera sería suficiente para alimentar a los 12 discípulos de Jesús.

Pero Jesús tomo esos 5 panes y 2 peces, los bendijo y multiplico, de tal forma que puedo dar de comer a esa enorme multitud que ahora eran sus seguidores. Y no solo eso, sino que sobraron 12 canastas llenas de comida.

Tal vez en estos momentos te estés diciendo: Pastora, pero aquí no se habla de ninguna mujer. Y tienes razón, en parte.

En la historia se nos menciona que fue encontrado un niño con 5 panes y 2 peses, y debes hacerte la siguiente pregunta ¿Cómo entre 5 mil personas, únicamente un niño tenía alimento? Y ¿de dónde lo saco?

Si bien la biblia no nos responde directamente a esta pregunta, la lógica nos dice que tuvo que haber sido su mamá.

La mamá del muchacho pudo prevenir que necesitaría estar alimentado mientras seguía a Jesús, o que esos alimentos podían ser de utilidad a nuestro señor.

No me malentiendan, la mamá del muchacho no pudo prever el milagro, pero pudo ser lo suficientemente virtuosa y prevenida, para anticiparse a las posibles situaciones de hambruna.

Conclusión

Con esta historia lo que quiero dejar en claro, es que el primer paso para convertirte en una mujer de provisión, debes convertirte en una mujer precavida.

Debes ser una mujer que no piense únicamente en su ahora, sino que tenga la mente bien clara, y pueda proyectar las posibilidades que pueden presentarse en el futuro.

4 Particularidades de la mujer del milagro

1- Es desconocida

Algo que me impresiona mucho, es que en la biblia jamás nadie hable sobre esta mujer, como no hay ni una sola oración mencionando la labor de esta increíble madre.

Con esto quiero hacer énfasis en el hecho de que muchas veces olvidarán tu nombre sin importar la buena acción que hayas hecho, pero tus acciones serán recordadas para siempre.

2- Su provisión cambió la historia

Desde un principio esta mujer cambió la historia, su historia, ya que probablemente esto que hizo, lo hizo pensando únicamente en el bienestar de su hijo.

Criarlo siguiendo a Jesús, brindándole lo que este pudiera necesitar, como lo fue su alimento, el cual cambió el rumbo de la historia.

3- Su hijo tenía lo necesario para producir un milagro

Si bien los discípulos de Jesús pudieron pensar en un primer momento que lo que el niño llevaba era insuficiente, la biblia nos enseña que esta cantidad fue suficiente par a producir un milagro.

No solamente me estoy refiriendo a la comida, sino que también estoy hablando sobre la fe que el niño poseía para seguir a Jesús y buscar escuchar sus enseñanzas. Y para que todo esto fuera posible, ese niño tuvo que haber sido criado en la fe, por su mamá.

4- No tuvo que estar ahí para que el milagro pasase

Al igual que la mujer, debes dejar de pensar que necesitas estar presente en todos lados, para poder ver resultados.

Si tus acciones son de buena fe, y tu convicción es las de una mujer virtuosa y prevenida. Todo terminará funcionando de la mejor manera posible.

Por último, me gustaría agradecer a todas esas mujeres, que decidieron invertir un par de minutos de su vida leyendo este artículo con nosotras.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.