Gánale al estrés y aprende a vivir relax

Gánale al estrés y aprende a vivir relax

¡No pasa nada!

El estrés es una de las enfermedades más comunes hoy en día. Pero el estrés nunca viene solo, este trae como consecuencia una serie de complicaciones emocionales que se ven reflejados en molestias en nuestro cuerpo, y esto también puede, en muchas ocasiones, ser una traba para ver con claridad nuestro futuro.

Nosotras las mujeres, por nuestras diversas actividades, podemos experimentar esa sensación. Superar el estrés es una tarea necesaria que debemos asumir: tomar las acciones para poder decir con toda propiedad ¡no pasa nada!

Aunque sientas que el agobio es más fuerte que tú, ten la plena convicción que siempre hay una salida para salir victoriosa frente a cualquier adversidad.

Escucha el episodio aquí 👇

Nuestro amigo en común

Todas tenemos este amigo en común, que supero situaciones adversas. No sólo controversias por todo lo que significo su presencia para ese momento histórico, sino que, aunado a eso, su visión del mundo fue tan impactante que él solo tuvo que enfrentar enemigos para llevar su verdad.

Ese amigo es nuestro Señor Jesucristo. Podemos encontrar en las sagradas escrituras cómo logro vencer todas las adversidades y mantener la calma. Con sabiduría logro llevar tranquilidad pese a cualquier escenario.

Expongo este ejemplo porque es la inspiración que yo como mujer y devota a nuestro Señor he tomado para ganar sabiduría frente a la adversidad y no permitir que el estrés sea un obstáculo en mi vida.  

Tres principios para superar el estrés

  1. Conoce quién eres: no hay nadie en este mundo que te conozca más que tu misma. Muchas veces el estrés viene de la inseguridad por los patrones o estándares que hemos decidido aceptar como guía para nuestras vidas. Si es tu caso, debes liberarte de esos estándares y tratar de ser genuina. Seguir lo que realmente eres y lo que realmente quieres hacer. Llevar la vida por las necesidades de terceros… te generará estrés, pues intentas cumplir metas que no van en concordancia con tu verdadera esencia, en este sentido, toma las riendas y construye tu camino.
  2. Reconoce a quién estas tratando de agradar: es imposible agradar a todo el mundo. No hay que agradarle a todo el mundo. La única impresión genuina que debes tener presente es el agradar a Dios, al agradar a Dios te agradas a ti misma.  Al estar bien con nuestro Señor, estarás bien con las cosas que haces. Porque para tratar de estar bien con Dios, debes hacer lo correcto y ser genuina en tus acciones.
  3. Define lo que quieres lograr:  definir la ruta que deseas recorrer, las metas y tus sueños te permiten tener rumbo en tu vida. Y al tener claridad en tu vida puedes definir las prioridades para poder ir construyendo tu futuro. Tú debes tomar acción con plena decisión que otra realidad es posible. Puedes construir tu ruta sin necesidad de sufrir en el camino. El triunfo puede ir de la mano de una tranquilidad espiritual.

¿De qué manera manejas el estrés? ¿Ya le ganaste al estrés?

No Comments

Post A Comment