Sueños Para Tener Deseos de Vivir

Sueños Para Tener Deseos de Vivir

¡Impacta tu vida a través de los sueños! 

Atrévete a soñar y verás como Dios acompaña tus pasos. Si tus sueños y anhelos van marcados con la buena intención de crecer, de hacer una mejor vida para ti y para tu familia, para transformar tu realidad de forma positiva… ahí ya está nuestro Señor guiando tu camino.

Un camino de la mano de Dios solo puede traer dicha y abundancia. Asumir tus sueños como una posible realidad te da un propósito en tu diario vivir.

Los sueños te permiten generar una visualización de una realidad concreta proyectada en el futuro y te de brinda la energía y la motivación para volverlos una realidad palpable.  

Escucha el episodio aquí 👇

Efectos positivos del soñar en tu diario vivir

  • Autoregulación: es el control que ejerces en tus pensamientos, acciones, motivaciones y emociones mediante la aplicación de estrategias personales para alcanzar tus sueños:
  • El control de los pensamientos: es un proceso metacognitivo, es decir, permite el control de los propios procesos cognitivos que son a su vez lo que nos permite el conocimiento y la interacción con lo que nos rodea; comprenden:  la memoria, el lenguaje; la percepción, el pensamiento y la atención entre otras cosas. Tener un sueño permite activar todos estos procesos mentales que te hacen accionar y dar cuerpo y realidad a esos anhelos.
  • Control de nuestras acciones:  tener un sueño te permite priorizar en las acciones que desarrollas a diario. Tu motivación hacia la construcción de esa realidad, te abran un abanico de opciones y posibilidades donde tu vas a priorizar lo más importante y significativo para ti. Lo que más valor a porte a tu vida. 
  • Controlar tus emociones: todas las emociones son material importante que serán transformadas de manera positiva cuando se tiene un sueño. Las emociones negativas se vuelven una alerta que te indican que algo no va bien y que lo debes transformar.

Cuando tienes un sueño y llega el miedo, la fe siempre se va anteponer sobre esos miedos. La esperanza siempre va por encima de la desilusión.

  • Control de la motivación:  cuando tenemos sueños, la automotivación es un recurso presente en nuestras vidas. Esto nos permite mantener el foco y el interés en la realización de esas metas que nos hemos trazado para avanzar en la concreción de ellas.

La autoregulación permite tener un sano control de las prioridades que debemos estableces en las diferentes acciones que desarrollamos en nuestro diario vivir. Todo esto impulsado por los sueños y los anhelos que nos hemos planteado para nuestro crecimiento personal.

Recuerda que cuando partes de la buena fe, de un buen interés, de un sueño proyectado como una mejor calidad de vida para ti y para los que te rodean … ahí esta siempre el propósito de nuestro Dios contigo.

¿Ya tienes tus sueños definidos?

No Comments

Post A Comment