90: Las oportunidades están a tus pies

90: Las oportunidades están a tus pies

En ocasiones solemos pensar que las oportunidades son el fruto, de golpes de suerte, lo cual es totalmente ridículo.

Las oportunidades se presentan diariamente en la vida de todas las personas, solo que a veces las decisiones que tomamos, nos hacen alejarnos de esas oportunidades.

El día de hoy me gustaría hablarte de los enemigos de las oportunidades que pueden llevarte, a desaprovechar gran parte de los recursos que dios ha puesto en tu camino.

Y te sorprenderá saber que no existen “enemigos” como tal, sino que solamente existe un enemigo que esta impidiendo, que tomes las oportunidades que dios pone frente a ti.

La única persona que puede evitar que tomes las oportunidades que dios ha preparado para ti, eres tú misma.

No existe ser sobre la faz de la tierra, ni en el cielo, que pueda quitarte algo que dios te dios.

Por eso el día de hoy, te hablare de tres elementos nocivos que podrías contener en tu vida, que estas provocando que tomes malas decisiones y, por lo tanto, te alejes de las oportunidades.

3 Malos Hábitos que nos Alejan de las Oportunidades

1.- Conformismo

Muchas personas que logran salir de situaciones difíciles, y se establecen en un punto de aparente calma, se mantienen en él, largos periodos de tiempo.

Piénsalo de esta forma, como es posible acaso que se te presente alguna nueva oportunidad, si no sales a buscarlas.

Siempre puede haber algo mejor y dios te brinda miles de oportunidades, pero no las podrás tomar quedándote estancada en tu rincón de la conformidad.

Atrévete a salir de tu lugar seguro, toma riesgos y vive la vida, en la forma que dios quiso que la viviéramos.

2.- Miedo

Seguramente en estos momentos te estarás preguntando ¿Acaso el miedo puede ser un habito? Totalmente.

Muchas veces nos atrevemos a vivir una vida invadida por el miedo, algo que nos oprime y nos aprisiona en nuestro sitio.

Miedo a intentarlo, miedo a lo desconocido, miedo a las oportunidades, miedo a vivir.

Piensa cuantas oportunidades estas perdiendo ahora mismo, a causa del miedo.

Recuerda que dios te dará en tu vida todo lo que necesitas y más, está en ti tomarlo.

Deja de vivir con miedo, intenta superarte, da lo máximo de ti y elige el camino de dios por sobre todas las cosas.

3.- Imitación

Muchas veces queremos lograr lo que otros han logrado, haciendo lo mismo que ellos y eso no está del todo mal.

Podemos marcar nuestro rumbo hacia el éxito inspirándonos en lo que otro ha hecho, pero debes recordar que cada milagro que dios ha hecho, fue único.

Dios no repite maravillas, por lo cual el mejor camino para alcanzar tu destino, es el camino propio. Aquel que dios nos ha forjado desde el día de nuestro nacimiento, uno que es totalmente personal e irrepetible.

Antes de continuar con nuestra agradable lectura, me gustaría preguntarte:

¿Cuál de estos malos hábitos, se encuentra en tu vida diaria?

Me encantaría leer tu respuesta a esta pregunta, en la caja de comentarios.

Terminando con la anterior, continuemos nuestra lectura.

3 pasos a seguir para aprovechar al máximo las oportunidades

1.- Evita las rutinas

No me mal interpreten, tener rutinas no tiene nada de malo, lo malo sucede cuando obedecemos ciegamente esas rutinas, y por consecuencia, nos perdemos las oportunidades.

Atrévete a salir de la rutina de vez en cuando, y veras como con el tiempo, se te presentaran nuevas oportunidades.

2.- Mira la necesidad no el problema

Detrás de cada problema existe una necesidad no correspondida.

Un ejemplo de eso podría ser una persona que pasa todo el tiempo quejándose, muchas veces esto se debe a un factor interno de falta de atención, un problema de salud, o simplemente esa persona no está siendo escuchada en verdad.

Pues los problemas siempre suenas más altos.

Enfócate en las soluciones nunca en el problema, de esa forma saldrás del pozo negativo en el cual te has sumergido, y empezaras a encontrar oportunidades en todo lo que te rodea.

3.- Persevera

Recuerda que Roma no se construyó en un día, el éxito nunca suele ser algo instantáneo, esos son los golpes de suerte.

Por lo tanto, si queremos triunfar en la vida, jamás debemos rendirnos. Ya que rendirnos significa abandonar el camino que dios nos ha encomendado, porque él siempre quiere lo mejor para nosotros.

Antes de terminar me gustaría invitar a todas y cada una de ustedes, a escuchar nuestro episodio completo dándole clic,

Y Por último, me gustaría agradecer a todas esas mujeres, que decidieron invertir un par de minutos de su vida leyendo este artículo con nosotras.

Desde aquí les mando, un fuerte abrazo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.