118: Cuando Dios te usa de ejemplo

118: Cuando Dios te usa de ejemplo

¿Sabes que Dios utiliza tu vida como ejemplo? Este ejemplo se lo muestra a las demás personas, es una prueba viviente de su poder y su grandeza.

Hoy te quiero hablar de un tema muy hermoso “cuando Dios te usa de ejemplo”, pero para entender esto debo contarte una historia.

La vara de Aarón

En esta historia tenemos a un señor, el cual planto un pequeño árbol de almendros, el cual cuidaba con gran afán. Todos los días lo cuidaba, lo regaba, hablaba con y se preocupaba por que creciera de la mejor forma posible.

Cada vez que este hombre iba a ver su pequeño árbol de almendros, a este se le inflaba el tallo de alegría.

¡Quiero ser el árbol de almendros más hermoso para mi amo! – Decía siempre el árbol. -Quiero que me salgan flores, tallos y frutos, para que mi amo este orgulloso de mí-. Todo esto continuo por un tiempo, hasta que un buen día este señor fue a ver su árbol de almendros.

Lo acaricio, le hablo y lo cuido como de costumbre, pero en un momento dado, saco un machete y empezó a cortarlo.

¡Que estás haciendo amo, porque me cortas, porque me lastimas, yo solo quería sé el mejor para ti! – Dijo el almendro – Ya no podre cumplir con mi sueños-.

Sin hojas y sin frutos se vio pequeño almendro.

Aunque siempre en la mano de su mano, hacía sentir culpabilidad a quien lo había cortado.

Con el pasar de los días, el almendro noto a su amo un poco extraño, más inquieto que de costumbre, preocupado y molesto.

El amo lo agarro y lo tiro en una habitación en la cual había otros 11 palos cortados de la misma forma que él.

Por más que se encontrase con otros que habían pasado lo mismo que él, el almendro paso una de las peores noches de su vida, lloro hasta quedarse dormido.

Cuando salió el sol, fue despertado por una bulla increíble, todos gritaban y aplaudían a los demás en el hombro, mientras que algunos tenían cara de no creer lo que estaba pasando.

De repente entre la multitud pudo apreciar a Aarón, su amo. El cual extendió su mano y lo aparto del montículo de palos.

Al verse en las manos de su mano no podía creer lo que estaba viendo, su tayo estaba cubierto de botones y flores. Y en sus hojas había almendros, el fruto que siempre soñó tener.

Más le impresionaron las palabras de su amo – Hoy Dios te ha usado, para impresionar a su pueblo, serás recordado de generación en generación.

Antes de continuar con nuestra agradable lectura, me gustaría preguntarte: ¿Consideras que dios te ha utilizado de ejemplo? De ser así ¿Cuándo?

Me encantaría leer tu respuesta a esta pregunta, en la caja de comentarios.

Terminando con la anterior, continuemos nuestra lectura.

Conclusión de la historia

Probablemente en más de una ocasión en tu vida te has sentido igual que esa pequeña vara, sola, desdichada y siendo un fracaso total.

Los logros que obtengas a partir de ahí, son los frutos que dios ha empleado para mostrar sus milagros y su poder, a través de ti.

Ahora que conoces toda esta historia, y sabes sobre qué trata el episodio el día de hoy, pasemos a hablar de 4 cosas que ocurren en tu vida, cuando Dios te usa de ejemplo.

4 Cosas que ocurren en tu vida, cuando Dios te usa de ejemplo.

1- Jesús te usará de acuerdo de a su tiempo

Si recuerdas en la historia del almendro, Jesús lo uso de ejemplo cuando este se encontraba en su momento más bajo, cortado, podado y tirado sobre una pila de otras ramas de almendro.

Esto sucedió porque el tiempo de Jesús es perfecto, y no está ligado al nuestro.

Por lo tanto, su ayuda siempre llega, pero llegará cuando realmente la necesites.

2- Jesús te encontrará en tu momento más bajo

Haciendo hincapié en el punto anterior, Jesús te encontrará solamente cuando te encuentres en tu peor momento, antes de eso tu debes encontrarlo a él, y llevarlo en tu corazón.

Para que de esa forma siempre este junto a ti, esperando para usarte de ejemplo para los demás.

3- Jesús te pondrá en un lugar visible

Esto no significa que Jesús te sanará o te salvará en un lugar a la vista de todos, sino que te dará la capacidad de hacer saber a las demás personas cuál es su poder, y como ha actuado sobre ti.

De esta manera te estará usando de ejemplo, sin tener que hacerlo a la vista de todos.

4- Jesús te llevará a un punto de fe

Jesús siempre estará ahí para utilizarte de ejemplo, pero esto solo lo hará si muestras tu obediencia hacia él.

Tal vez has pasado por situaciones muy malas, en las cuales crees que Dios te ha abandonado, pero esto no es así.

En el momento que Dios quiera emplearte de ejemplo, tú deberás seguir sus instrucciones y mandatos, los cuales podrás conocer creyendo en él, de todo corazón.

Por último, me gustaría agradecer a todas esas mujeres, que decidieron invertir un par de minutos de su vida leyendo este artículo con nosotras.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.