127: Un Pensamiento por la Vida

127: Un Pensamiento por la Vida

Como bien sabes, estos últimos 4 episodios los he centrado en la temática del aborto, y es que yo siento una gran carga y responsabilidad, en cuanto a este tema.

Puesto que el aborto es un tema que es necesario abordarlo tanto por nosotras, las mujeres, como por la iglesia de Jesucristo, la cual repudia completamente la idea del aborto como solución.

¡Escucha el Episodio Completo Aquí!

Ya hemos hablado del caso Roe vs Wade, te conté toda la verdad sobre el procedimiento del aborto y cuáles son sus consecuencias. Y el día de hoy, hablaremos sobre todo el movimiento ideológico en el cual se basa el movimiento Pro-Muerte.

La ideología del aborto no es algo nuevo 

Durante miles de años han existido ideologías las cuales tienen su origen en las influencias de la maldad, maldad, la cual se apropia del corazón de las personas colocadas en puestos importantes de poder, y facilitan que se naturalicen actos inhumanos en contra de la creación de Dios.

Paso en los tiempos de Moisés, cuando el faraón mando a matar a todos los niños menores de 2 años. 

Sucedió de la misma manera en el tiempo de nuestro señor Jesucristo, por parte de Herodes. Y está sucediendo hoy en día, con los jerarcas y altas figuras de poder, las cuales crean y aprueban leyes, que permiten que se lleven a cabo legalmente procedimientos destructivos y dañinos, como lo es el aborto.

El aborto va en contra del propósito de Dios

Si te detienes un momento a mirar atrás, y analizar toda la creación de nuestro señor, todo lo que él crea se multiplica, y se reproduce, lo que no es de Dios, muere y deja de existir.

Por esa razón es imposible que el movimiento abortista sea reconocido como una opción contra el embarazo. 

Partiendo de la base, que el embarazo no es un problema, sino una bendición, ya que el embarazo es la manera en que Dios puede dar vida a sus creaciones, para que estas sigan reinando la tierra que el mismo creo.

Una realidad poco conocida: El aborto a día de hoy es un “Negocio”

Algo de lo que muchas mujeres no están enteradas, es que el aborto se vende como una solución, pero la realidad es que es un negocio que mueve billones de dólares al año.

Este dinero se reparte entre:

  • Clínicas
  • Casas farmacéuticas
  • Hospitales
  • Médicos
  • Enfermeros

Todas estas personas son profesionales de la salud, las cuales se benefician del mercado de la muerte. De ponerle fin a la vida de seres humanos, que están en el vientre de sus madres.

No debemos olvidar mencionar a las compañías de seguros, las cuales ponen miles de trabas a la hora de ofrecer cobertura para un tratamiento por cáncer, pero dan miles opciones para cubrir un aborto.

Solo una empresa médica que realiza abortos en Estados Unidos tiene un patrimonio anual de 4 billones de dólares. Un total de 2070 sedes, y más de 27.000 empleados.

Estos últimos números sirven de referencia para que te des una idea del poder económico que hay en este tipo de negocios aberrantes.

Antes de continuar con nuestra lectura, me gustaría preguntarte: ¿Qué opinas de estas empresas que ganan dinero a costa de la vida de inocentes? ¿Deberían ser clausuradas, o se debe abordar el problema desde otro punto de vista?

Me encantaría leer tu respuesta a esta pregunta, en la caja de comentarios.

Terminando con la anterior, continuemos nuestra lectura.

Experiencias personales al buscar información para estos episodios

Cuando empecé a indagar en la red para encontrar información sobre el aborto, me encontré que los primeros resultados eran únicamente a favor del aborto.

En estas páginas web se hablaba del procedimiento, que se podía esperar luego de la operación, riesgos, consecuencias, pero fácilmente se podía ver que solo daban la información que a ellos les convenía.

Si quieres saber cosas como las diferentes opciones, alternativas, precios y demás, tienes que buscar más a fondo ese tipo de información y cuidar muy bien las palabras que utilizas, de otra forma no encontraras esos datos.

Esto es algo crucial, puesto que como vimos en el episodio pasado, las mujeres que se realizan abortos se encuentran en un estado de desesperación, y la decisión de abortar la toman sin conocer completamente que es un aborto.

Estas páginas con una falta de información clara, lo único que logran es aumentar el número de mujeres que toman una decisión equivocada, de la cual luego es muy tarde para arrepentirse.

Al final del día son más mujeres las que ganan un segundo trauma, que las que se sienten cómodas con la decisión que tomaron.

Un gran problema de nuestra sociedad: Falta de redes de apoyo

Vivimos en una sociedad la cual ha sido manipulada para que creamos que nuestros problemas, se solucionan con la muerte.

Guerras, asesinatos, suicidios, robos que salen mal, abortos, ninguna de estas opciones es una solución.

Se nos ha hecho creer que cualquiera de estas acciones puede realizarse sin ningún reparo, sin consecuencia alguna.

Tanto es así, que el movimiento Pro-Muerte nos quiere hacer creer que él bebe que llevemos en nuestro vientre, no es un ser vivo como tal.

Haciendo un poco de memoria de la educación que recibimos en la escuela, no podemos olvidarnos que los órganos que utilizamos para tener relaciones sexuales reciben el nombre de aparato “Reproductor”.

Reproducir es sinónimo de crecer, de engendrar, y como mencione anteriormente, toda materia que se multiplique, que crezca y pueda volver a engendrar vida, es una creación de Dios y, por lo tanto, tiene vida.

La solución a la problemática del aborto

Muchas estarán pensando que la solución es cerrar todas las clínicas que hacen abortos, quitar todas las leyes que avalan esta práctica, y crear nuevas que lo hagan imposible.

Pero la realidad es que la única solución real a esta problemática es la de generar responsabilidad colectiva desde nuestros hogares, a las presentes generaciones y las siguientes.

Hacerles entender que el error a la hora de un embarazo, nunca es él bebe, sino el acto que se cometió y engendro a ese bebe.

Es necesario que promocionemos la familia, el sentimiento de unidad, que hablemos vida a todos nuestros seres queridos, y a las personas que nos rodean.

Para que el día de mañana, el aborto sea solo algo del pasado.

Por último, me gustaría agradecer a todas esas mujeres, que decidieron invertir un par de minutos de su vida leyendo este artículo con nosotras.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.