Un corte no significa que todo está perdido

Un corte no significa que todo está perdido

Cuando a usted se le parte una uña, ¿usted se arranca la uña? No, ¿verdad?

¿Entonces qué haces?

La cortas, la limas y esperas a que crezca…

¿Por qué? Porque lo que Dios quiere que tú entiendas hoy, es que cuando hay corte, no podemos desechar el árbol. 

No podemos pensar que todo se ha perdido. 

No podemos pensar que no hay esperanzas.

No podemos pensar que no se puede hacer nada.

Incluso, debes saber que Job 14:7-9 dice:

Porque si el árbol fuere cortado, aún queda de él esperanzas… Retoñarán aún, y sus renuevos, no faltarán…

Escúchame bien, hijo de Dios. Yo no sé cuál área de tu vida ha sido cortada, pero quiero decirte que hay renuevo para ti, vienen nuevas ramas, viene un nuevo tiempo, viene una nueva oportunidad…

Así que ten fe, y no permitas que el corte quebrante tus fuerzas y tus esperanzas en el Señor. 

Recuerda que los que esperan en Cristo, sabrán que el corte no es el fin aunque parezca más que comprensible y justificado el desánimo causado.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.